9 de enero de 2008

Libertad.

LiBeRtAd

¿Que es la libertad?, hasta el sol de hoy nadie en este planeta tiene un concepto unificado de esta palabra, yo solo se que es algo que hace parte de todo nuestro ser, tan necesario como la vida misma. Quien no ha disfrutado la libertad sin antes experimentar un poco de amor, de hecho creo que los dos se necesitan. Libertad entonces puede significar lo más grato del amor, la capacidad de respetar y ser respetado, solo así eres libre; la tranquilidad de saber que cuentas con esa persona y puedes parar el reloj del tiempo, pensar que puedes volar y trascender mas allá del sistema solar solo con un respiro. Un viejo pordiosero del parque me había dicho que el solo hecho de hacer las cosas con sentido ético, ya era una señal de la construcción de libertad, y que eran patrañas los que solo la veían mediante las hojas de un diccionario como algo que esta confinado a salir de cuatro paredes. Desde luego lo que me dijo el viejo del parque me hizo reflexionar, acerca de la percepción sesgada del sentido de libertad. La sociedad de hoy en día en su idioma fribolo e individualista a cotejado esta palabra con el libertinaje. Cierto día caminando por las calles de mi querida ciudad, vi como una chica se expresaba de su familia en los siguientes términos: Cuando me valla de la casa, seguramente seré libre, ya espero ha que llegue mi cédula y entonces todo cambiara. La vida nos enseña que las cosas fáciles no son tan relevantes, pero las difíciles son las que te hacen crecer, así mismo pasa con la libertad, pareciera que a veces esta tuviera un precio muy alto, y que el libertinaje careciera del mismo. Sin embargo yo sigo aquí intuyendo acerca de su propia existencia. Cerremos los ojos y hagamos un viaje introspectivo, y preguntemonos cuantas veces hemos sentido la libertad, y cuantas veces hemos sentido el libertinaje. Solo si llegamos a la conclusión matemática de que esas veces pasan por encima de la mitad tolerable de nuestro ser, entonces debemos declararnos totalmente mentirosos y engañados, cuando la cifra reitere una vez más, que toda nuestra existencia solo fue propaganda para el libertinaje. Y, tal vez la ilusión de la ya ansiada libertad, es solo un espejismo escondido en un cuento llamado sociedad.

4 comentarios: