2 de mayo de 2011

Por que he de pasarme a Debian 6



EL INICIO

Dice un dicho: “el hijo prodigo regresa a casa” y a mi me ha pasado lo mismo. Luego de varios intentos por hacerme el control de Debian por tercera ocasión he vuelto con el sistema universal y padre de Ubuntu y de muchas otras distribuciones del universo GNU-Linux. Desde el año 2006 cuando por medio de un amigo llamado Andrés me inclinara por Debian ETCH supe desde ese momento que mi llegada a GNU-Linux era para quedarse.

Como todo novato me refugie en los mares de la incertidumbre por que estaba aburrido del OS de Gates lleno de virus, desfragmentaciones y caídas inconsistentes del sistema y pensaba seriamente en remplazar este OS por algún otro que tuviese ideología de carácter político e informático. Ya habia tratado con GNU-LInux en el 2002 con Red Had pero creo que en ese entonces no era suficientemente Geek (Casi nada, era consumista del sistema) como para intentarlo instalar en mi PC. Estudie sociología en la Universidad popular del Cesar y mi filosofía fue siempre la de tener alternativas sociales en todas mis aristas de mi vida en ese entonces era algo Geek pero no lo suficiente para aceptar el hecho que en mi viejo PC de ese entonces corriera software enteramente privativo.


Fueron días y meses llegando a la casa de mi amigo Andrés y peleando con su forma de ser, al principio me costo entenderle, pero luego sentí algo; era la comunión de las luchas sociales vueltas sistema operativo. Desde ese momento comprendí a mi amigo y además entendí los modismos y jerga que se hablaban desde estos getos cibernéticos. Debian ETCH fue mi inaguracion, 4 DVDs, cuyo contenido eran 25.000 paquetes ya que en ese entonces no tenia internet para instalar los programas que deseaba.

Los gráficos 3D supusieron sufrimientos y desventuras en el sistema del pingüino con un legacy AMD XP 2000+ de 512 de RAM con una Gforce MX 4000 de 64 MB con este hardware me tire de los pelos, me revolqué maldije a la comunidad, me humille y por cierto tiempo hijueputie mi querido PC, siendo lógico el hecho que yo era el culpable pues para aprender hay que leer y ensayar cosa que creía que era solo realizar unos clic allí y acá...asunto solucionado. Nada de eso produjo que mi PC con Debian pudiese tener aceleración gráfica para jugar. Debian me exigió compromiso, dedicación, horas de la madrugada leyendo analizando y entendiendo no solo esta distro si no la filosofía del Software libre, por primera vez en mi vida sabia que este mundo estaba lleno de personas buenas e informáticas que darían su vida para que los demás trabajaran bien con sus aplicaciones. Todo eso a veces por el simple hecho del altruismo.


Pero luego de meses de guerra desistí de Debian, perdí la batalla y Andrés me dijo que tenia alternativas y esa fue Ubuntu 6.10, rápidamente la probé y me quede. Solo en la 7.04 fue que con terquedad y empeño pude tener aceleración y el grandioso Beryl, padre de Compiz y abuelo de Compiz Fusión que por ese entonces era lo máximo ya que muchos creían según los vídeos de youtube que era un fake lo de ver las ventanas y el cubo dando vueltas en el escritorio.

¿Adiós a Debian? En parte, tenia XP y Ubuntu 7.04 en mi PC. Debian hacia parte de mi recuerdo y respeto, Andrés se emputo con el hecho de aceptar a Ubuntu, pero era novato necesitaba un sistema mas amigo creo que el lo entendió.


EL AHORA

Salio Debian Lenny, por todo los cielos debo instalarlo y ver que pasa ahora. Lo probé en los computadores del SENA pero hasta allí, no fui lo suficientemente atrevido para instalarlo en mi PC. Ya tenia desde hace dos años Linux Mint desde la versión 7 pasando a Tuquito por que fue desastrosa la versión de MINT 8. Debian seguía en mi memoria, solo Lenny fue un bonito nombre. Seguía reprimido no era capas de volver.

A finales del 2010 salia MINT 10 gran distro no usaba Ubuntu desde hacia muchos años, en ese entonces saltaba de Tuquito Linux a MINT. Al fin Mi PC AMD era un sistema sin XP por mas de 2 años era en realidad autónomo, hasta que compre una nueva maquina y la vieja se la regale a mi Padre. Como siempre tendría que instalarle XP pero dejaría Tuquito 4 para su uso personal. Mi nuevo PC fue producto de ser instructor del SENA en el área de filosofía y ética. Es una maquina con los siguientes requisitos de hardware:

HP G42 LA265 Netbook con 3 Gigas de RAM DDR3 1066MHZ (tengo la duda si trabaja a 1333 Mhz), Tarjeta gráfica lintel HD compartida y un Disco duro de 320 GB. Me decidí por una de estas pues no era tan cara y sabia que Intel soportaba mejor a GNU-Linux. A comienzos del 2011 con el lanzamiento de Debian 6 inicie definitivamente la batalla de instalar el sistema. Primer intento, fallido... tal vez la pereza de no indagar mas sobre el asunto me llevo a quitarlo una vez mas por problemas de audio, conexión y un horroroso tema no confluían con la mirada de un sistema elegante. Antes de eso trate de instalar LMDE Mint y corrí con la misma suerte.


Mi terquedad no tiene limites lo seguí intentando, indague, pregunte y polemice con algunos blogueros para que me ayudaran en esto y de esta manera es que empezaron los resultados. Segundo intento de instalación exitoso ahora el wifi no funcionaba pero había dejado estéticamente bien el escritorio; Faenza, Docky... todo arreglado y nada que envidiarle a Ubuntu. Luego a configurar mis “repos” y anexar la rama testing e inestable y listo misión cumplida mi sistema mixto y fluido. Lo que me llevo a instalar el Kernel 2.6.38.2 el famoso de las 200 lineas.

Me agradaba Debian 6 y desde luego después de ciertos días pude compilar el driver Realtek de mi wifi, eso era todo, lo había logrado mi Debian totalmente funcional. Mint me había acompañado hace mucho tiempo y por primera vez en mi PC bajaba a la categoría de segunda distro. La ventajas de Debian eran evidentes no tendría que cambiar cada 6 meses para estar a la moda y mantendría de forma parcial mi sistema estable, mucho mas que los derivados de Ubuntu. Aun así en mi PC deje la posibilidad de editar una partición para probar la futura edición de Mint recordándome una vez mas que Debian es un sistema de fiar.



Bueno queridos lectores espero que les halla gustado este post un tanto largo sobre mi experiencia de usuario, en otros contare como pude instalar técnicamente el driver y el Kernel 2.6.38.2, además de algunas modificaciones especiales para que dejen a su Debian como la pelicula “Rápido y furioso” un tanto tunado.  En definitiva ya saben por que me he de cambiar a Debian.

Hasta una próxima ocasión.


4 comentarios: